Programa 104: Llega el apokatástasis

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Descarga este podcast, escúchalo en ivoox, o suscríbete al RSS

“Las espantosas dimensiones de aquella visión (Hiroshima), tan imposibles de abarcar, tan incomprensibles, conformaban el mito social definitivo, el Apocalipsis. Convivir con él requería -como lo será la contracultura- una gnosis capaz de desarmar la Bomba. La clave para encontrarla residía en las misteriosas palabras que había pronunciado Allen Ginsberg mientras era arrestado en una manifestación antinuclear: “Pentágono, Pentágono, anula la conciencia. ¡Apocatástasis!” El unico suero capaz de neutralizar el veneno del Apokalipsis, la Apokatástasis, retornar algo a su estado primitivo, podía transformar las fuerzas satánicas en celestiales, la violencia en pacifismo”.

Jaime Gonzalo en Poder freak

No sé si alguno o alguna comparte conmigo esta sensación, airecillo, de “fin de la cultura” que gravita sobre mí en estos tiempos. Luego está todo eso que, efectivamente, se está derrumbando a nuestro alrededor: las certezas y muchas otras cosas. Apocalipsis o no, que viniese un verdadero y fundacional Apocatástasis sería muy de agradecer: quizá ese “estado original” al que alude la cita pudiera ser “devolución de todo lo que se han robado”.

Las décadas que vieron nacer la contracultura -las centrales del siglo XX- quizá no guardan mucha relación con éstas de aquí, nuestro momento: allí salían de una guerra y penetraban en el yermo tenso de la Guerra Fría; aquí se huelen los conflictos y el miedo, las guerras quizá, para que no tengamos tanto tiempo de pensar en la estafa global. Pero los fenómenos incluidos en los que se conoce como “Contracultura”, desde beatniks hasta revoluciones estudiantiles, bien pueden servirnos de espejo para revisar antecedentes: de revuelta, rebelión, energía colectiva socializada, protesta…

Jaime Gonzalo, que fue director de Ruta 66, ha acometido el proyecto de revisar la contracultura de manera casi enciclopédica, aunque no se lo haya propuesto así. En Poder Freak (el volumen 1 salió en 2009, volumen 2 hace pocos meses, y promete un volumen 3), nos ayuda a revisar esas décadas y los fenómenos sociales que se gestaron fuera del “establishment”, como expresión de la energía de una masa de jóvenes que no encontraba su lugar. Para, según nos cuenta nuestro entrevistado, ser absorbida poco después como agentes de consumo, con todos sus valores mercantilizados.

Gonzalo tiñe sus relatos de cierto pesimismo: la historia enseña cuán infructuosas han sido las luchas, cuán avasalladora la maquinaria del capitalismo. Pero en esta jugosa y larga charla nos explica por qué ese pesimismo y esa desesperanza pueden ser un buen lugar de partida.

Pasaron muchas cosas entre finales de los 40 y primeros de los 70, tantas que apenas caben en una hora de radio. Pero, además, hemos intentado usar aquellas realidades para alumbrar algo del presente, en lo que puedan ayudar.

Este post es uno de esos Programas con los tags , , , , , , . Toma el permalink.

One Response to Programa 104: Llega el apokatástasis

  1. Pingback: La remezcla es un momento de la creación (y viceversa) « « Entorno de Posibilidades Entorno de Posibilidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>