Programa 110: Afilar un libro para abrir una herida

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Descarga este podcast, escúchalo en ivoox, o suscríbete al RSS

El 30 de abril Patricio Pron llegó al estudio de Radio Carcoma con el tiempo rascándole los tobillos. Arrancamos la sintonía sabiendo que llegaría en cualquier momento. Le hicimos sentarse sin decirle hola y le soltamos una primera pregunta antes de que pudiera quitarse la chaqueta. A pesar de tanto empujón, parecía tranquilo.

Comenzamos hablando de infancias desgraciadas a raíz de la canción de Gómez Aires temporales que introduce el programa de hoy y eso nos sitúa directamente en Pron y en aquellos que vivieron infancias en dictaduras. “Un pasado bruto y mal superado”, le digo a Patricio, como el de tres de los países en los que ha vivido y que calan a sus libros: Argentina, Alemania, España. “Una de las escasas ventajas de mi trabajo es que aquello de lo que habla mi trabajo constitiye parte de un fondo común de experiencias para todos aquellos que hemos crecido en sociedades totalitarias o con pasado trágico a sus espaldas”.

Pron marchó de Argentina en el año 2000, dejando “un país presidido por la frivalidad y la corrupción en el que no merecía la pena vivir” y llegando a Europa para vivir las ciudades de los autores muertos que había leído y admirado, así como para estudiar y vivir en un lugar diferente al que había conocido. Esto, obviamente, marca toda su obra posterior. E incluso su obra de regreso, por decirlo así, a Argentina, al pasado argentino, a la vida de sus padres, como es El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia.

En la entrevista averigüamos porqué se fue de Argentina, porqué es relevante haber nacido en 1975, porqué su último libro es más una herramienta que una novela y porqué El espíritu abre un melón que parecía duro de cascar.

“Es muy singular -dice en la entrevista- de que la red social más popular carezca de un botón de no me gusta (…) Ha llegado el momento de que en vez de comunicarnos en la Red, lo hagamos en el sitio destinado a ello, que son las calles, para que las calles adquieran un caracter político”.

¿Surgirán alguna vez en España los libros de los hijos de etarras que escribirán para, como Patricio Pron en su última novela, dialogar con sus padres?

Dos bonus tracks:

Unas página del libro, editado por Mondadori en 2011, para descarga en PDF.

Carta bomba de Marcelo Panozzo a su amigo Patricio Pron para que explique el peronismo.

Este post es uno de esos Programas. Toma el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>