Programa 25: Tánato-obsesos

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Nuestra prota, una tánato-obsesa.
La edición de un reciente volumen, a cargo de Bartleby Editores, con el título Poemas a la muerte, con una selección extraída de la obra de Emily Dickinson, nos dio la excusa perfecta para contar cosas de su persona literaria, pistas de su biografía y el porqué de este volumen recién editado.

Dickinson, nacida en 1830 en Amherst, Nueva Inglaterra, a los 30 años se recluyó en la casa familiar; sólo después de su muerte en 1886 comenzaron a salir a la luz los más de 2000 poemas que había escrito en secreto. La edición completa de su poesía no se publicó hasta 1955.

Poemas a la muerte está antologado, prologado y traducido por Rubén Martín, con quien contactamos por teléfono, mientras él está de viaje ¡en un autobús! volviendo de Alemania. Martín dice que su obra “minimalista y aparentemente caótica” es una “anomalía salvaje” en la historia de la literatura. La muerte es el “campo semántico más amplio” de toda su obra. En su acercamiento al tema, desemboca en callejones sin salida, “Una imposibilidad ante la cual lenguaje y mente se colapsan”.

Al teléfono, le hemos preguntado por la responsabilidad invertida en esta edición; el por qué de la necesidad de redescubrir a Dickinson, considerada entre los pioneros de las letras norteamericanas, aunque no todo lo conocida y leída que se debería; de la inevitable pérdida en la traducción y del tipo de decisiones que tuvo que tomar…

La pieza preparada por nuestro colaborador, Alberto Monreal, estuvo dedicada al poeta persa Omar Jayyam.

Hemos cerrado el programa comentando algunas otras obras, sacadas casi al azar, en los que la muerte es un tema importante. Los Sonetos a la muerte de Gabriela Mistral, por ejemplo. Y, sin alejarnos del epicentro, la experiencia muy perturbadora de Enrique Lihn quien, enfermo de cáncer, se negó a medicarse para poder permanecer lúcido y escribir su Diario de muerte.

Por supuesto, para ambientarnos, música con sabor a muerte: Sigur Rós, Depeche Mode, Scott Walker y White Lies. Si te gustó, ésta es la lista en Spotify.

ESCUCHAR EN BLIP.TV

DESCARGAR MP3

[blip.tv ?posts_id=3305397&dest=-1]

Este post es uno de esos Programas con los tags , , , , . Toma el permalink.

One Response to Programa 25: Tánato-obsesos

  1. Pingback: El post es el poema - periodismohumano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>